¿Sabes cómo tener una buena rutina de ordeño? ¡Aquí te contamos cómo!

Es importante para un productor lechero llevar una rutina de ordeño que le permita mantener el flujo de producción sin dañar al animal, ya que esto termina produciendo pérdidas. Por ende, hay que saber identificar los puntos débiles o los problemas en la producción, para poder mejorar estos factores y así incrementar la eficiencia productiva de la leche. Una buena rutina de ordeño se caracteriza porque sigue una serie de medidas higiénicas y un manejo del animal desde que entra a la sala de ordeño hasta que es finalizada esta labor. Al seguir una buena rutina, se pueden reducir considerablemente la contaminación microbiana en la leche (lo cual también sugiere un beneficio económico), aumentar la producción, acortar los tiempos que tarda el ordeñar al animal y reducir la transmisión de microorganismos contagiosos que pueden afectar a la vaca causándole mastitis. Por esta razón en esta entrada de blog te enseñamos cómo tener buenas técnicas de ordeño para mejorar la calidad de vida del animal y la calidad de producción.

Ambiente salubre y tranquilo

Es importante llevar un proceso rutinario a la hora de ordeñar las vacas, para así evitar factores que pueden estresar al animal y que terminan interfiriendo con el sistema inmune o los mecanismos de defensa de las glándulas mamarias, que pueden desencadenar infecciones, por ende, se debe seguir rigurosamente la rutina. El espacio de ordeño debe de ser un lugar donde las vacas se sientan tranquilas, una recomendación es no apartarlas del grupo, sino que las demás estén a la vista. También es importante evitar los movimientos bruscos o inesperados.

Por otro lado, es importante mantener el lugar de ordeño limpio para que no hayan microorganismos que puedan contaminar al animal, si se utilizan máquinas para el ordeñar, deben de desinfectarlas antes y después del procedimiento, si es manual, deben de mantener las manos limpias. A las vacas también deben mantenerlas aseadas, deben cortar los pelos de ubres cuando estén largos, ya que pueden obstruir el paso de la leche y suelen contaminarse muy fácil, por lo que producen microorganismos infecciosos.

Puedes leer también: Sistema de ordeño evolución

Puedes leer también: Claves para mejorar la producción lechera y de carne de tu hato

Desinfección, revisión y secado

Antes de comenzar a ordeñar, los animales deben pasar por un proceso de presellado, donde se desinfectan los pezones sumergiéndonos en un producto desinfectante especial para eso, esto reduce las probabilidades de infección por mastitis. Se debe estar atento para que no queden áreas sin cubrir.

Luego de este proceso, se debe pasar a revisar si el animal tiene algún signo de mastitis, esto se hace revisando la ubre, si esta tiene signos de calor, dureza o cuartos agrandados. Seguido a esta revisión, despunte la ubre (retire la primera porción de leche) y observe bien si existe algún signo de dolor en la vaca o si hay coágulos, fibras o aguado en la leche. Si esta tiene cambios en la composición o la vaca sufre cada vez que la ordeña, es mejor llevarla al veterinario para su revisión.

El siguiente proceso es limpiar y secar las ubres y los pezones de cada vaca, cada una debe tener destinada una toalla, nunca limpie las vacas con una misma toalla para evitar la contaminación o transmisión de bacterias. Asegúrese de limpiar bien los pezones para que no quede ningún signo de suciedad y así evitar que tanto el lechero como la vaca y leche se infecten.

Estar pendiente en todo el proceso

Luego de la desinfección y revisión previa, comienza el proceso de ordeño. Antes de colocar las unidades de ordeño, prepare los pezones para la extracción de la leche masajeándolos y luego de esto, coloque la unidad. Cuando coloque las pezoneras evite que entre aire en la unidad de ordeño, ya que esto obstruye la salida de la leche y causa irritación en los pezones de los animales, además disminuye considerablemente la calidad de la leche. En el proceso, revise que la leche fluya de cada pezón, verifique que las pezoneras estén bien acomodadas en la ubre para evitar que se resbale u obstruya el flujo de leche. En los momentos finales del ordeño es donde más se debe estar pendiente de las pezoneras.

Retirar las pezoneras y desinfectar

Cuando el ordeño finalice, corte el vacío y retire las unidades de ordeño, se deben retirar las pezoneras al mismo tiempo. Es importante cortar el vacío para evitar la mastitis. Luego de esto desinfecte a la vaca y las pezoneras. Después de retirar las pezoneras selle los pezones inmediatamente con una solución post-sellado que sea especial para ello. Este es uno de los pasos más importantes para evitar la producción de microorganismos que causan mastitis.

Si quieres aumentar la producción de leche, también te recomendamos suministrar suplementos para las vacas que ayuden a incrementarla. Por último, si te gustó este post, te invitamos a visitar nuestro blog y página web para enterarte sobre procesos necesarios para la ganadería y suplementos que ayudarán a la salud de tus animales.

Agregue su comentario

Contáctanos

Siéntete libre de escribirnos

    CONTACTO

    Oficinas:
    Carrera 50 FF No 8 sur 27 of 520-521
    Medellín, teléfono: 323 599 6534.

    Planta:
    Km 2,5 Vía Malambo–Sabanagrande,
    El Gladiador, lote 3B – 4
    Teléfono: (5) 377 0190

    Todos los derechos reservados Somex © Desarrollado por Alianzanet Digital