Bienestar animal, sanidad y lluvias

El cuidado optimo del ganado en un hato es una tarea meticulosa en la que los productores deben tener en cuenta diferentes factores con el objetivo de mantener en buen bienestar al animal, pues de esta manera se tendrán mayores réditos en cuanto a la producción lechera o cárnica, que puede verse afectada en caso de que el ganado no tenga un proceso de alimentación, descanso y sanidad que cumpla con algunos parámetros. Las lluvias son uno de esos factores que pueden incidir en la producción del ganado, ya que el cuerpo de los animales experimenta cambios, e incluso puede llegar a producir en ellos estrés.

Debido a la importancia que tienen el conocer cómo las condiciones climáticas pueden afectar el bienestar del ganado y por ende su producción lechera o cárnica, hemos decidido hablar en esta entrada de blog acerca de cómo manejar la manutención del ganado en temporadas de lluvias, las cuales pueden producir accidentes, enfermedades y otros padecimientos que afectan el bienestar del animal como lo es el estrés. Cabe resaltar que el primer paso para tener un control eficaz del ganado en un hato es haciendo planes de alimentación, vacunas, ordeño en los que se tengan previstos los tiempos en los que cada animal deberá llegar a un peso indicado o deberá producir ciertos litros de leche.

Las lluvias, aunque puedan parecer situaciones inesperadas, tienen cierto nivel de previsión que les da a los productores la oportunidad de prepararse para las temporadas en las que habitualmente se presentan precipitaciones en la zona donde está ubicado el ganado. Cabe resaltar que el ganado encuentra un estado de bienestar en climas neutros con rango amplio de temperatura. Por eso es que las lluvias alteran esas condiciones ideales.

Cuando hay temporada de lluvias tanto los pastizales como los animales de la ganadería sufren ciertos cambios que en definitiva pueden afectar la producción. Pensemos en que cuando llueve, los terrenos de los hatos tienden a encharcarse y generar lodo, condiciones que imposibilitan el desplazamiento de los animales, algo que incide indirectamente en una reducción del consumo de alimentos como lo es el forraje o el agua.

Es ahí donde el productor debe generar planes de alimentación especiales en los que se supla de manera adecuada la dieta de cada animal mediante el consumo de sales minerales u otro tipo de suplementos que ayuden a que el ganado no pierda peso o disminuya su producción de leche. Este proceso deberá tener en cuenta que el ganado en temporada de lluvias disminuye su ejercicio, ya que busca resguardarse de las condiciones climáticas.

Además, en estas temporadas de precipitaciones los accidentes en los que resulte afecto el ganado pueden aumentar debido a que los charcos o el lodo puede hacer que los animales pierdan el equilibrio y caigan, siendo esta otra condición de las lluvias que afecta directamente el bienestar del ganado. Todos estos condicionantes hacen que el ganado varíe sus hábitos y comportamientos diarios lo cual puede conllevar a un estado de estrés generado ante la imposibilidad que tienen los animales de controlar su propio cuerpo.

Sin duda alguna, la variación de la temperatura durante las temporadas de lluvias también incide en la proliferación de bacterias o enfermedades como es el caso de las afectaciones respiratorias que pueden provocar un aumento del estrés, ya que los animales no saben cómo controlar su respiración. Incluso, en las noches la temperatura baja a grados extremos a los que no están acostumbrados estos animales. Así mismo, las infecciones pueden surgir con mayor facilidad, ya que, las ubres de las vacas lecheras suelen estar en contacto con aguas residuales o lodo ocasionado por las lluvias.

Todos estos cambios en los hábitos que generan incomodidad en los bovinos suelen verse reflejados en los resultados negativos en cuanto a la cantidad y la calidad de los productos lácteos. Esto es consecuencia de que los cuerpos estresados de los animales no se encuentran en condiciones ideales para generar leche en las cantidades acostumbradas o, en el caso de que la producción ganadera sea cárnica, la formación de músculos puede restringirse ante un menor consumo de alimento, debido al estrés.

Si deseas conocer más información sobre cómo brindarle el mejor bienestar animal a tu ganado te invitamos a seguir el blog de Somex. O si prefieres conocer los mejores suplementos para darle una buena alimentación, promover su crecimiento, entre otras características puedes explorar el catálogo de la marca.

Agregue su comentario

Contáctanos

Siéntete libre de escribirnos

    CONTACTO

    Oficinas:
    Carrera 50 FF No 8 sur 27 of 520-521
    Medellín, teléfono: (4)444 2809.

    Planta:
    Km 2,5 Vía Malambo–Sabanagrande,
    El Gladiador, lote 3B – 4
    Teléfono: (5) 377 0190

    Todos los derechos reservados Somex © Desarrollado por Alianzanet Digital