Tradicionalmente, los suplementos minerales se han elaborado con minerales provenientes de fuentes inorgánicas tales como óxidos, sulfatos y carbonatos, que una vez ingeridos se ionizan. Estos iones pueden pasar a la sangre y llegar a su sitio de utilización; pero también pueden unirse a otros compuestos presentes como grasas, fitatos, fibras y minerales, lo que reduce su disponibilidad biológica y por ende su asimilación. Esta situación es más grave para los microminerales, ya que además de ser los más deficientes en las pasturas, el animal los requiere en pocas cantidades haciéndolos más susceptibles de no llegar a su sitio de absorción. La importancia de los microminerales ha sido suficientemente documentada y sus deficiencias traen múltiples efectos sobre la producción y la reproducción.

Minerales quelatados

Sin embargo es difícil controlar las reacciones dentro del organismo, principalmente para los microminerales; por ello la biotecnología, basándose en la misma naturaleza (formas de los minerales en las plantas y sus métodos de transporte) ha venido desarrollando otras fuentes de minerales que sean más disponibles para el animal, conocidos como minerales quelatados, la AAFCO (2005) define que un Quelato de aminoácidos metálicos es el producto de reacciones de un ion metálico de una sal soluble con aminoácidos con una reacción molar de un metal y formar enlaces covalentes coordinados, el peso resultante del quelato no debe exceder los 800 Daltons. Tomado de Barton (2010).

Ejemplos

Como ejemplos de productos quelados naturales se pueden citar: la hemoglobina con el hierro, la clorofila con el magnesio, y la vitamina B12, con el cobalto. En todos los casos, el agente quelante impide que el metal reaccione y se combine con otros compuestos, evitando los problemas de interferencia, que son causa de la baja biodisponibilidad del mineral, una de las características que deben tener los minerales orgánicos es la estabilidad para proteger al mineral de las posibles interferencias en el tracto digestivo.

 

El uso de minerales quelatados en equinos se ha venido incrementando ya que se han encontrado deficiencias de minerales en especial los microminerales debido al manejo de la alimentación, especialmente en pesebreras en las cuales por condiciones de manejo no se realiza una constante suplementación equilibrada de minerales y por los alimentos que consumen (heno) o pastos de corte, la ingesta de minerales y especialmente de microminerales puede ser baja y limitar su desempeño y también afectar la reproducción con sintomatología en yeguas (multifoliculares asincrónicas) y en reproductores reducir la cantidad de espermatozoides/eyaculado.

Hallazgos

Ott and Johnson (1995) encontraron que potrillos alimentados con minerales quelatados mostraron un crecimiento más rápido de los cascos. Vandergrift (1993) indicó que los minerales orgánicos, como resultado de una mejor disponibilidad, podrían mejorar la función inmune. Otros han establecido relaciones entre minerales quelados y una reducción de la tasa de mortalidad embrionaria prematura, un incremento en la ovulación y el número de óvulos producidos. Entre algunas de las funciones de los microminerales se menciona que el Zinc se encuentra presente en cigotos y embriones formando parte de las metaloproteínas involucradas en el desarrollo embrionario y la organogenesis (Kambe y Col., 2008). Gran cantidad de enzimas están relacionadas con el Cobre y su función principal es la participación en la formación del tejido conectivo, como También de los huesos y su mineralización, la hematopoyesis y funcionamiento del Sistema Nervioso (Krane y Inada, 2008). Por esta razón Somex tiene en el mercado la premezcla micromineral orgánica Micromin 4 equinos que contiene Cobre, Zinc, Cobalto y vitaminas A y E, la adición de estas vitaminas se fundamenta en el tipo de alimentación que se suministra en equinos de pesebrera con baja fuente de estas vitaminas en alimentos como el heno y el alimento balanceado, además de permanecer mucho tiempo en sitios cerrados, su dosificación es 20 g/equino/día. No reemplaza la sal mineralizada.

En trabajos de campo realizados Por Somex se ha logrado:

  • Mejorar la calidad y número de espermatozoides/eyaculado.
  • Mejorar la actividad ovárica en yeguas (Ciclo estral regular) y su preñez.
  • Mejorar la Integridad del casco.

Bibliografía

BARTON, b. 2010. OTM characterizacion varies with test used. Feedstuffs 82(38):1-3.
VANDERGRIFT, B. 1993. The role of mineral proteinates in immunity and
reproduction – What do we really know about them. In: Proceedings of Alltech 9th
annual symposium: biotechnology in the feed industry. Lexington, Kentucky, USA.
7-9 Abril. p.27.

Ott, E.A. and Johnson, E.L. (1995) Effect of trace mineral proteinates on growth,
skeletal development and hoof development in yearling horses. In:
Proceedings of fhe 14fh Equine Nutrition and Physiology Symposium. p 3

Kambe T, Weaver BP, Andrews GK. The genetics of essential metal homeostasis during
development. Genesis. 2008, 46 (4): 214 – 228.

Krane, S. M., Inada, M. Matrix metalloproteinases and bone Review. Bone, 2008, vol 43, p. 7-18

Agregue su comentario

Contáctanos

Siéntete libre de escribirnos

CONTACTO

Oficinas:
Carrera 50 FF No 8 sur 27 of 520-521
Medellín, teléfono: (4)444 2809.

Planta:
Km 2,5 Vía Malambo–Sabanagrande,
El Gladiador, lote 3B – 4
Teléfono: (5) 377 0190

Todos los derechos reservados Somex © Desarrollado por Alianzanet Digital