Las vacas lecheras experimentan importantes cambios fisiológicos en el momento del parto, la hipocalcemia o fiebre de leche es uno de los trastornos de macrominerales más significativos resultantes de la baja concentración de calcio en la sangre alrededor del parto.

Cuando hay más demanda de calcio

Después del parto, con el inicio de la lactancia, la demanda de calcio aumenta para satisfacer las necesidades de formación de calostro y producción de leche, la concentración de este disminuye repentinamente en los 2 a 3 días posteriores al parto, lo que afecta los mecanismos homeostáticos y resulta en una disponibilidad insuficiente de Ca ionizado(1), este trastorno metabólico se da como resultado de una adaptación tardía o inadecuada a este cambio en el requerimiento de calcio y puede estar presente con o sin signos clínicos.

Importancia del calcio en la suplementación

El calcio es crítico para la función muscular y nerviosa, la reducción de Ca en la sangre compromete la fuerza del músculo esquelético y la motilidad gastrointestinal(2),esto puede generar disminuciones en el consumo de materia seca ,predisponer al animal a estar más susceptible a enfermedades metabólicas, generar una disminución en la producción de leche, disminución del éxito reproductivo y aumento del riesgo de eliminación temprana de la lactancia.

Estrategias nutricionales para la demanda de calcio

Una de las estrategias nutricionales más estudiadas en el tratamiento preventivo de la hipocalcemia, es la implementación de dietas preparto con diferencia de catión y anión -DCAD- bajas o negativas, estas dietas inducen una acidosis metabólica que a su vez produce un pH sanguíneo y urinario reducido, una mayor movilización de Ca desde el hueso a la sangre, la orina y una mayor absorción intestinal de Ca(3), además ayuda a restaurar la sensibilidad de los tejidos a la estimulación de la hormona paratiroidea -PTH- que está deteriorada durante los estados alcalóticos, la diferencia de cationes y aniones dietarios DCAD determina el estado acido base de un individuo, por lo tanto, el uso de mediciones de pH  en orina son un fuerte indicador del estado acido base sistémico del organismo de las vacas en el preparto. Se recomienda que el pH urinario se encuentre entre 6,2 y 6,8 para que las sales sean efectivas en la prevención de la fiebre de leche y que no sea inferior a 5,5, ya que en este caso pueden aparecer signos clínicos de acidosis metabólica. Weiss et al.(4) encontró que el aumento del flujo de Ca en la orina vuelve se vuelve más pronunciado a medida que el pH urinario disminuye.

La alimentación con DCAD negativa previene la severidad o duración excesiva de la disminución de Ca en la sangre alrededor del parto(5), por lo que se recomienda como una estrategia de prevención para mitigar el efecto negativo de la hipocalcemia alrededor del parto.

Generalmente para alcanzar un -DCAD- bajo se implementa el uso de sales aniónicas, estas están formuladas para suministrar un aporte alto de aniones que disminuya el impacto de los cationes presentes en la dieta, el uso de productos aniónicos ha sido ampliamente estudiando en diferentes regiones como Estados Unidos, Nueva Zelanda, Brasil, entre otras, con resultados exitosos en la disminución de la incidencia de hipocalcemias clínicas y subclínicas.

De manera general se pueden definir tres aspectos de los minerales aniónicos:

  1. Palatabilidad media-baja.
  2. Dosis altas en zonas de trópico alto, entre 250 y 500 gramos/animal/día para que sea posible disminuir el aporte elevado de cationes dietarios aportados por el alto valor de potasio que tradicionalmente se encuentra en las pasturas de estas zonas.
  3. Valor económico más elevado comparado con minerales tradicionales, debido a las materias primas que normalmente se emplean en estas formulaciones para lograr alcanzar una acidosis metabólica compensada.

Para iniciar el uso de sales aniónicas en los hatos lecheros es importante tener presente algunas recomendaciones:

  1. Suministrar 21 días antes de la fecha probable de parto.
  2. Realizar un periodo de adaptación, suministrando pequeñas cantidades de mineral para no generar un rechazo inmediato del consumo e ir aumentando el suministro hasta alcanzar la dosis para lograr disminuir el pH urinario.
  3. Acompañar el suministro de la sal aniónica con un alimento altamente palatable para garantizar el consumo de la dosis total recomendada.
  4. No suministrar otro mineral en potrero para no afectar la efectividad de las sales aniónicas.
  5. No suministrar por mas de 30 días para no movilizar más calcio del requerido en esta etapa.

En conclusión

Los suplementos aniónicos mejoran la salud posparto de las vacas, disminuyendo la incidencia de hipocalcemias y retenciones de membranas placentarias, además disminuyen los costos por tratamiento de hipocalcemias clínicas, el tiempo que deben invertir los operarios en el cuidado del animal caído, se evitan las perdidas por disminución de la producción en la lactancia siguiente y en los casos más graves el costo de la reposición cuando se presenta muerte del animal.

La implementación de sales aniónicas en el preparto no solo evita la presencia de casos graves de hipocalcemia, también puede influir positivamente en indicadores reproductivos y productivos, entre ellos: rápido retorno al celo, disminución de días abiertos, mejorar la persistencia del pico de lactancia y aumentar la vida útil de las vacas en los hatos.

Bibliografía.

  1. Caixeta LS, Ospina PA, Capel MB, Nydam DV. Association between subclinical hypocalcemia in the first 3 days of lactation and reproductive performance of dairy cows. Theriogenology. 1 de mayo de 2017;94:1-7.
  2. Miltenburg CL, Duffield TF, Bienzle D, Scholtz EL, LeBlanc SJ. Randomized clinical trial of a calcium supplement for improvement of health in dairy cows in early lactation. Journal of Dairy Science [Internet]. 1 de agosto de 2016 [citado 5 de octubre de 2019];99(8):6550-62. Disponible en: http://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0022030216303137
  3. Rodrigues RO, Cooke RF, Rodrigues SMB, Bastos LN, de Camargo VFS, Gomes KS, et al. Reducing prepartum urine pH by supplementing anionic feed ingredients: Effects on physiological and productive responses of Holstein × Gir cows. Journal of Dairy Science [Internet]. 1 de octubre de 2018 [citado 14 de octubre de 2019];101(10):9296-308. Disponible en: http://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0022030218306908
  4. Weiss WP, Azem E, Steinberg W, Reinhardt TA. Effect of feeding 25-hydroxyvitamin D3 with a negative cation-anion difference diet on calcium and vitamin D status of periparturient cows and their calves. Journal of Dairy Science [Internet]. 1 de agosto de 2015 [citado 27 de octubre de 2019];98(8):5588-600. Disponible en: http://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S002203021500377X
  5. Leno BM, Ryan CM, Stokol T, Kirk D, Zanzalari KP, Chapman JD, et al. Effects of prepartum dietary cation-anion difference on aspects of peripartum mineral and energy metabolism and performance of multiparous Holstein cows. Journal of Dairy Science [Internet]. 1 de junio de 2017 [citado 13 de octubre de 2019];100(6):4604-22. Disponible en: https://www.journalofdairyscience.org/article/S0022-0302(17)30325-9/abstract

Agregue su comentario

Contáctanos

Siéntete libre de escribirnos

CONTACTO

Oficinas:
Carrera 50 FF No 8 sur 27 of 520-521
Medellín, teléfono: (4)444 2809.

Planta:
Km 2,5 Vía Malambo–Sabanagrande,
El Gladiador, lote 3B – 4
Teléfono: (5) 377 0190

Todos los derechos reservados Somex © Desarrollado por Alianzanet Digital