Período de transición

El periodo de transición en las hembras bovinas abarca desde 21 días antes del parto (fase de preparto) hasta 21 días después del parto (fase de postparto). Este período es crucial para todo el ciclo productivo de la vaca ya que en esta etapa ocurren una serie de cambios fisiológicos y metabólicos a los cuales se debe enfrentar y adaptar. Llevar a cabo una adecuada nutrición de las vacas durante el periodo de transición influye de forma directa en el balance energético negativo, ya que reduce la incidencia de enfermedades y genera mayor eficiencia en la producción y reproducción animal.

Características del período

 Este periodo se caracteriza por una disminución del consumo de alimento (Elizondo, 2007), cuya recuperación se produce de una a dos semanas después del parto. Esta caída del consumo de alimento genera un desbalance nutricional entre los requerimientos nutricionales y los nutrientes consumidos, ocasionando principalmente un desbalance energético negativo en el inicio de la lactación.

El balance energético negativo (BEN) provoca cambios en concentraciones de glucosa y de hormonas relacionadas con el metabolismo intermediario de la energía, que se expresa con hipoglicemia e hipoinsulinemia (Rosales et al,2017), la hipoinsulinemia en la fase inicial de la lactancia es parte de una serie de cambios que ocurren alrededor del tiempo del parto para soportar la lactancia.

Por tal motivo es crucial lograr un buen consumo de nutrientes la cual está en relación con el consumo de MS y la densidad de nutrientes en la ración. Raciones más energéticas antes del parto, resultaron en mayor consumo de MS y de energía.

Raciones para vacas en transición

Al formular raciones para vacas en transición hay que considerar también la fisiología del parto, la dinámica microbiana del rumen y los efectos farmacológicos de los nutrientes. Debe contener un mínimo de 12% de proteína para vacas y 15% para vacas primerizas. Niveles más elevados no parecen ser necesarios, tomando en cuenta que las vacas en el período perinatal tienen una menor capacidad para metabolizar amoniaco. En cuanto a energía, 1.25 Mcal de ENL/kg MS son suficientes para la vaca seca. Para los animales en transición se requiere 1.62 Mcal de ENL/kg MS. Aunque este nivel podría ser insuficiente para vacas de alta producción, no se recomiendan niveles más elevados porque podrían incrementar el consumo de carbohidratos rápidamente fermentables que podrían afectar la fermentación en el rumen y la ingestión de MS. El incremento en el consumo de carbohidratos permitirá a la flora ruminal adaptarse a las dietas altas en concentrado que se emplearán en el postparto.

Otros nutrientes

 Buscando los nutrientes en diferentes materias primas en el mercado cabe nombrar algunas alternativas utilizadas en mayor en menor proporción en las dietas de los sistemas ganaderos del país, cebe nombrar algunos: El Glicerol es un coproducto de la industria de fabricación del biodiesel, El nombre de glicerina se suele utilizar para el producto resultante de la industria del biodiesel, mientras que el nombre de glicerol es utilizado para el proveniente del metabolismo animal (FEDNA, 2012). La glicerina es una fuente energética de bajo costo, la cual ha tomado de nuevo gran interés en el campo de la nutrición de rumiantes, en especial para la ganadería lechera (Valencia, 2013). El producto tiene 3.5 mega calorías de energía metabolizable por kilo, es un elemento que tiene un contenido prácticamente igual o mayor a la energía que proporciona un kilo de maíz, su precio es más accesible en el mercado en comparación con el grano. Mientras que, comparado con la melaza, el glicerol tiene un 25 % más de energía y es un producto que en su presentación viene con 10 % de agua o menos, lo que lo hace más sencillo de manejar.

 Los granos secos de destilería con solubles (DDGS, por sus siglas en inglés) son una fuente segura y fácil de conseguir lo hace un ingrediente para alimentos balanceados de gran valor que es a su vez un coproducto de la producción de etanol con molienda seca a partir de los granos.

Según el NRC (2001), los DDGS producidos por plantas de etanol de molienda seca por lo general contienen más proteína y energía, situando la PB para vacas en producción en valores medios de 30% (valores posibles de entre 27 y 34%). Además, los granos de destilería con solubles son también una buena fuente de proteína no-degradable en el rumen (entre 47% al 57% de la PB total). De este modo, es importante tener en cuenta no sólo su contenido en proteína, sino la degradabilidad ruminal y la digestibilidad intestinal de dicha proteína.

Ya para finalizar y pensando por el ganadero con el afán permanente por la disminución de costos de producción, el mejoramiento en la calidad de los productos y la búsqueda de una mejor eficiencia en la utilización de insumos, es por eso que el tema del uso de la grasa como fuente de energía en el ganado bovino lleva mucho más de un siglo en evaluación. Fue hacia finales de los años 50 cuando un boom de alimentos llamados “de Alta Energía” comenzó a surgir en este campo.

En conclusión

El elevado grado de mejoramiento genético de los bovinos bajo los diferentes sistemas de producción especialmente en los de lechería y a la par el aumento de las exigencias nutricionales, hace que la alimentación en base a forrajes no supla las necesidades nutricionales, de los cuales la energía es una de las limitantes mayores en la alimentación de las vacas. Nutricionalmente una de las alternativas está en conseguir una alta ingestión de materia seca durante la lactancia temprana constituyendo la principal determinante de manejo exitoso del periodo de transición, es así que se recurre a suplementaciones dirigidas estratégicamente en esta etapa de producción, buscando brindarle la mayor cantidad y calidad de nutrientes para que se exprese todo el potencial animal, es así que la empresa productora de sales mineralizadas somex cuenta con productos que composicionalmente aportan nutrientes (energía, proteína, minerales) para ayudar a cubrir las exigencias, lo cual es un una alternativa para que los ganaderos suplementen sus vacadas buscando mejorar la respuesta productiva y reproductiva siempre buscando una relación costo beneficio positiva.

Bibliografía

  • Ramírez Hernández IC, 2017, Giraldo Valde­rrama LA. Evaluación de suplementos alimenticios conteniendo torta de higuerilla sobre la degradación in situ, de dietas con pasto kikuyo y la producción lechera en vacas Holstein. Rev. CES Med. Vet. Zoot. Vol 12 (2): 103-122.
  • Valencia Echavarría D.M, 2013, Efecto de la suplementación de dietas para vacas lecheras con glicerina cruda, sobre algunos parámetros de la fermentación ruminal, producción y calidad composicional de la leche. Tesis de maestría en Ciencias Agrarias, Universidad Nacional de Colombia, Medellín.

Parales Girón J.E, 2015, Efecto de la suplementación de aceites vegetales y sus mezclas sobre la fermentación ruminal y el perfil de ácidos grasos en

Agregue su comentario

Contáctanos

Siéntete libre de escribirnos

CONTACTO

Oficinas:
Carrera 50 FF No 8 sur 27 of 520-521
Medellín, teléfono: (4)444 2809.

Planta:
Km 2,5 Vía Malambo–Sabanagrande,
El Gladiador, lote 3B – 4
Teléfono: (5) 377 0190

Todos los derechos reservados Somex © Desarrollado por Alianzanet Digital