La mayor parte de la ganadería doble propósito se desarrolla en zona de trópico bajo, donde los pastos debido a la reducida precipitación y alta temperaturas, resulta como consecuencia la baja disponibilidad de pasturas, bajos niveles de proteína y aumento de los niveles de fibra con la consecuente disminución en el consumo de forraje por parte de los animales.  Lo anterior con lleva a la incapacidad para poder satisfacer los requerimientos nutricionales del ganado.

Hallazgos

En la ganadería doble propósito los esfuerzos se encaminan en realizar suplementación a la vaca lactante por su producción láctea, dejando a la cría desfavorecida en su alimentación, suscitando inconvenientes relacionados con el desempeño productivo donde predominan en las crías, bajos pesos al destete entre 90 y 110 kg (URPA, 2005), produciendo una novilla de avanzada edad y edad tardía al inicio de la vida productiva y en machos una edad tardía a sacrificio, lo cual se convierte en una disminución de los ingresos del productor y en una disminución calidad de la carne.

Cómo mejora la suplementación

Mediante la implementación una suplementación se puede mejorar el parámetro anteriormente mencionado de ganancia de peso por parte de los becerros lactantes al destete. Las investigaciones sobre suplementación han expuesto que durante el crecimiento de los becerros es preciso suministrar una alimentación adecuada para lograr el desarrollo de su sistema digestivo y expresen una producción óptima cuando sean adultos.

Según BACHA (1999) las crías representan mayores problemas, ya que es en esta etapa es cuando se deben realizar estrategias para una educada alimentación, la cual se verá reflejada en su desarrollo. HERAS et al. (2008) consideran que el consumo de leche, sobre todo en la fase inicial de las crías influye positivamente en la tasa de crecimiento y ganancia de peso y que la complementación alimenticia reduciría la importancia del consumo de leche en la parte final de la crianza disminuyendo de esta manera el trauma post-destete.

Importancia en la práctica

A partir de estudios, se concluye que era necesario suplementar los becerros jóvenes en pastoreo durante los primeros meses de vida, debido al limitado consumo de pasto y su baja calidad, sobre todo cuando no se maneja adecuadamente y envejece (Benítez 1980).

En experimento realizado se confirmó la importancia de suplementar con alimentos concentrados (proteína y carbohidratos solubles) a terneros que consumen forrajes y leche solamente (Plaza y Hernández 1994). Ambos grupos de alimento no se complementan: los forrajes pasan al rumen y la leche va directamente al abomaso, vía canal reticular.

El estudio tiene importancia práctica, pues muchos productores utilizan solo leche y pastos como alimento para terneros jóvenes. Al caer en el rumen alimentos fibrosos de baja calidad, se produce una fermentación poco eficiente. Se reduce la celulolisis y el pasaje ruminal, y se producen bajos niveles de AGV propiónico y butírico, además se retarda el desarrollo de las papilas ruminales.

En cambio, la presencia de concentrado (proteínas y carbohidratos solubles) en rumen, unido a los pastos, mejora los indicadores de la fermentación ruminal y con ello, la celulolisis, el pasaje ruminal, el consumo de forraje, la producción de AGV y el desarrollo papilar.

El papel del alimento seco

El consumo de alimento seco juega un papel protagónico en el desarrollo ruminal. La micro flora se establece de forma natural cuando el becerro consume alimentos sólidos ya que varias especies de microorganismos (protozoos, bacteria y hongos) ingresan al rumen unidos a las partículas de alimento, es de resaltar, la población es dominada por algunas especies microbianas que son aquellas capaces de fermentar carbohidratos en ausencia de oxígeno (bacterias anaeróbicas). Los productos finales de la fermentación de carbohidratos (en particular, acetato y butirato) son valiosos promotores del crecimiento y desarrollo ruminal, por lo que el rumen depende más del consumo de grano que del de forraje.

Es importante el consumo temprano de pienso altamente palatable (granos o mezcla de concentrados) con ello asegurar un rápido desarrollo ruminal y una buena transición al momento del destete.

alimentación becerrosEn los becerros lactantes en sistemas doble propósito, el estímulo del consumo de materia seca considerando que el forraje es uno de los alimentos económicamente más factibles, se hace esencial en la alimentación de los becerros con el fin de cubrir sus requerimientos de crecimiento.

 

Una técnica es el uso proteína, y carbohidratos solubles como los ingredientes alimenticios o subproductos agroindustriales, como las harinas de origen animal y vegetal, con alto valor nutritivo y buena cantidad de aminoácidos y carbohidratos disponibles para el animal en en crecimiento, que actúen como correctores proteínicos, además del nitrógeno no proteico, la cual sería una elección para corregir y optimizar los procesos fermentativos en el rumen.

Uso de pastos y urea

Con esta práctica se pueden conseguir mejores eficiencias en el uso de los pastos y optimizar la respuesta animal en ganancia de peso diario. A partir de estudios realizados por González y Elías (1984), no se recomendó el uso de urea en los piensos destinados a terneros jóvenes, aunque después del tercer mes de edad los resultados resultaron satisfactorios. Se reconoce que el uso de la urea no solo depende de la edad del ternero sino, de la disponibilidad de carbohidratos de fácil fermentación, que permitan la asimilación de los niveles de amoníaco que se producen en el rumen por la hidrólisis de la urea.

Conclusiones

Como conclusión, (Godinez y Livas, 2001) Nocek y Russell (2001), establecen que existe una relación entre la suplementación proteica y el consumo de energía, dado que si se favorece la síntesis microbiana por medio de la suplementación proteica, se incrementa la digestibilidad, la tasa de pasaje y el consumo de materia seca (MS), de esta forma se generan mayores cantidades de productos de la fermentación ruminal disponibles para el animal (proteína bacteriana y AGV), por unidad de materia seca consumida y por unidad de tiempo. Traduciendo en mayor ganancia de peso al destete, una temprana edad de los animales al inicio de la reproducción en el caso de las novillas y edad temprana al sacrificio en los novillos, con lo anterior aumentando los ingresos del productor ganadero.

Agregue su comentario

Contáctanos

Siéntete libre de escribirnos

CONTACTO

Oficinas:
Carrera 50 FF No 8 sur 27 of 520-521
Medellín, teléfono: (4)444 2809.

Planta:
Km 2,5 Vía Malambo–Sabanagrande,
El Gladiador, lote 3B – 4
Teléfono: (5) 377 0190

Todos los derechos reservados Somex © Desarrollado por Alianzanet Digital